viernes, 17 de abril de 2009

Renacuajos del 3er. Estanque (15)


Los niños me paran por la calle y me dicen
-Disculpe señor, ¿tiene caramelos?
Yo busco en mis bolsillos y se los ofrezco.
Ellos
me dicen
-¿Tienen droga, verdad?



El día más feliz
es el día en que te vi partir
Después supe llorar
El alma es un hueco
difícil de llenar

No hay comentarios:

Publicar un comentario