martes, 23 de noviembre de 2010

Barry Miles - Charles Bukowski (Libro)

Bueno, si, le llegó la hora al Viejo Maldito. Entre filosofía y mitología pasaron los otros libros, pero algo de esto se veía venir. Un buen material maldito. Barry Miles nos cuenta en este libro, basándose en mucha bibliografía, cartas y los propios textos del Bukowski, la otra parte del mito, la que el mismo Bukowski ayudó a crear. Un excelente libro que se devora página tras página.

Editorial: CIRCE
Páginas: 413
Año: 2006

Consejo para Descargar: Lo lamento, difícil que lo puedas encontrar en la web por ahora, capaz que en unos meses o años. Así que te invito a leer la Nota sobre la descarga, a partir de "...estaría bueno..."

Nota sobre la descarga: Si bien hoy en día bajarse un libro de Internet es lo más fácil del mundo, estaría bueno, si te gustó, y si podés y tenés ganas, que compres el libro. El arte pocas veces da de comer, la idea es no perder tanto. En lo particular opino que el objeto libro es insuperable, pasarán mil tecnologías, pero el libro es el libro.


Charles Bukowski, de Barry Miles (Gran Bretaña, 1943), no es la primera biografía de Hank y seguramente no será la última. Miles, que en su juventud conoció personalmente y promovió a los escritores de la generación beat en su país y cuenta con varias biografías en su haber (de Ginsberg, Kerouac y Burroughs, entre otros), es un biógrafo estándar de lengua inglesa, lo cual es un elogio porque el nivel medio de las biografías escritas en Gran Bretaña y Estados Unidos es bueno. Los biógrafos de esos países no sólo se caracterizan por estar bien documentados, apegarse a los hechos y ser mesurados y criteriosos en las conjeturas, sino también por mantenerse en segundo plano y no intentar ser "artísticos". Miles suma la ventaja de que Bukowski contó su vida (y la vida de casi todos sus allegados, con el resultado de que muchos sintieron que los había utilizado) en su obra y en las entrevistas que concedió y que lo hizo con la mayor sinceridad con que un hombre puede escribir o hablar sobre sí mismo (y sobre los demás). Naturalmente, exageró, deformó e inventó consciente e inconscientemente. Afirmó por ejemplo que su poesía era 99% autobiográfica, mientras Miles, con datos, acota que "sería más preciso el 75%". En otras palabras, el Bukowski de Miles es el Bukowski de Bukowski corregido, ordenado y ampliado. De hecho, uno de los aspectos de la personalidad de Hank que es fácil pasar por alto mientras se lo lee y que Miles destaca (el observador que necesita el alcohol, las riñas o el sexo para sentirse verdaderamente conectado con los otros y alimentar su impulso creativo) es un rasgo que al propio Bukowski no le pasó inadvertido: más de una vez se definió como una "cámara fotográfica" y declaró que nada le parecía del todo real ("Tranvías. Bombas. Bichos. Mujeres. Farolas. Zonas verdes. Todo irreal. Estoy al margen").

Fuente: El Pais Digital


YAPA: Fotos encontradas en la web del Viejo Indecente

No hay comentarios:

Publicar un comentario