jueves, 19 de enero de 2012

CRÓNICAS DEL CULO

Los festejos de Fin de Año fueron tan exagerados que al día siguiente ella se despertó con unas hemorroides que le partían el culo con ganas. Ingesta de alcohol en grandes cantidades y excesos varios lograron su fin en un esfínter tan débil de cuerpo.
Lo más gracioso de todo fue la historia contada por ella misma. Una risa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario