viernes, 15 de enero de 2016

Textos Rescatados 36

Vamos celebrar
A estupidez humana
A estupidez de todas as nações
O meu país e sua corja
De assassinos covardes
Estupradores e ladrões

Vamos celebrar
A estupidez do povo
Nossa polícia e televisão
Vamos celebrar nosso governo
E nosso estado que não é nação


Perfeição
Legião Urbana
Vamos a celebrar
La estupidez humana
La estupidez de todas las naciones
Mi país y su pandilla
De asesinos cobardes
Violadores y ladrones

Vamos a celebrar
La estupidez del pueblo
Nuestra policía y televisión
Vamos a celebrar nuestro gobierno
Y nuestro estado que no es nación


Perfección
Legião Urbana



La casa está llena de caras extrañas
fantasmas que cuelgan de las telarañas
gotas de lluvia de un día soleado
mirás de costado y volvés a reír

Celos
El Resto de Nosotros




Me gustan tus ojos, me gusta tu piel y tus mejillas
Pero no me gustan tus puntos de vista, amor...
Locos... locos! Locos de amoooor!

El charro chino
Indio Solari




Aprendí a ser formal y cortés
cortándome el pelo una vez por mes
y se me aplazó la formalidad
es que nunca me gustó la sociedad

Viento del sur, oh lluvia de abril
quiero saber dónde debo ir
no quiero estar sin poder crecer
aprendiendo las lecciones para ser

Y tuve muchos maestros de que aprender
sólo conocían su ciencia y el deber
nadie se animó a decir una verdad
siempre el miedo fue tonto

Y el tiempo traerá alguna mujer
una casa pobre, años de aprender
como compartir un tiempo de paz
nuestro hijo traerá todo lo demás
el traerá nuevas respuestas para dar

Aprendizaje
Sui Generis




La filosofía punk puede resumirse en:"Hazlo tú mismo" o "hazlo a tu manera". Rechaza los dogmas y cuestiona lo establecido. Desprecia las modas y la sociedad de masas (aunque su estética también puede considerarse una moda preestablecida por el punk). En sus canciones, estas bandas expresan un serio descontento con los sistemas e instituciones que organizan y controlan el mundo. En ocasiones también la música sirve de plataforma para propuestas filosóficas e ideológicas. Durante la década de los 80, el punk en Estados Unidos estuvo permeado de contenidos políticos, principalmente progresistas, en oposición al gobierno conservador de la época. Ejemplos de esta época son las bandas Dead Kennedys y Bad Religion. En Europa, el punk es una música especialmente utilizada como medio de difusión por gente afín a movimientos políticos y sociales "outsiders", mayoritariamente de izquierda, aunque existe una corriente de derecha que lo utiliza, siendo criticada y denostada por la mayoría de los movimientos punk. A principios de los 90, las publicaciones amateur del punk y las canciones de los grupos también sirvieron como vehículo de los planteamientos y denuncias de los movimientos antiglobalización.

Punk
Wikipedia




Viví la vida a mi manera, no me dejé domar
jugué a mi propio juego me fuera bien o mal
Moví los hilos de mi destino
fui el dueño de mi libertad

Aunque tu envidia tenga sus motivos, algunas veces me tocó pringar
Pero el total da positivo así que el muerto no se va a quejar

Viví la vida a mi manera, a mi manera!!
Así que el muerto no se va a quejar

Mas chulo que un cortapichas
Gatillazo




La mente ve lo que el ojo cree
espejismo

Celos
El Resto de Nosotros




"Si el guardia que me pegó
me deja esta mano suelta
de la hostia que le arreo
le dejo la boina vuelta!"

Toda la puta vida igual (x 11)
Toda la vida igual

Toda la puta vida igual (Disco en vivo Vamos Entrando)
La Polla Records




He recibido un disparo
justo a la altura de la pasión
en el angulo al que acuden
la locura y la razón

Tiro de gracia
Loquillo y los Trogloditas




Hoy puede ser tu último día en este mundo!
Hoy puede ser un buen día pa morir!
uooohhh
uooohhhh
uoooohhhh

A mi no me digais nada, que yo soy el camarero. No me vengais con chorradas y no me toqueis los huevos.

Pónme a mi una más, y otra aqui p'al chaval...

Bla-bla-blar
Gatillazo




Y como pasa el viento
y como sopla el tiempo

Aquel cuplé
La Tabaré




En época de guerra, cualquier agujero es trinchera.

Proverbio uruguayo



Si crees que eres demasiado viejo para el rock, es que lo eres.

Lemmy



Las personas que hacen poco ruido son peligrosas.

Jean de la Fontaine



Si el dinero no te da la felicidad devuélvelo.

Jules Renard



nos volvimos gagá
terminamos siendo unos viejos de mierda
(¡y no queremos ser unos viejos de mierda!)

Aquel cuplé
La Tabaré




Ser diferente es malo
casi como pensar
sigamos el modelo universal

Bisturí
Gatillazo




Si mañana no es muy tarde
Y no tenés nada que hacer
Yo podría ir a buscarte a donde vos decidas
No es que quiera hacer alarde de nada en particular
Pero lo que te hace falta es buena compañía
Quiero ser el hombre de tu vida
Tu verdad tu risa tu consuelo
"quiero que seas mía"
Mi mujer, mi musa y compañía
Mi bastón, mi reina mi alegría
De noche y de dia nena
Quiero que seas mía

Mañana no es muy tarde
La Chancha




Ni los obreros son una maldición
Ni los parados una casualidad
Todo esta calculao
para que tu ganes mas
No te rias de mi

Solo tenemos libertad
de soportar esta violencia
matan la vida y por demás…, la inteligencia

La policía es unidireccional
no la disfruta toda la población
nunca vamos a ver
que te hostien a ti
No te rias de mi

La última patada
Gatillazo




Presuntos banqueros del entorno financiero
comentan que el futuro en su opinión incierto
Nos joden a nosotros pa beneficio de ellos
(Nos joden a nosotros pa beneficio de ellos)

Entorno
Gatillazo




Asesinaron mi siesta
Jardineros lejanos
Pensé "todos morimos"
Hoy no es el día para mí
Hay resaca en mi playa
Los restos de otra vida
El tiempo es inexacto
Las nubes no quieren llover
Fueron tus ojos
Y me desarmé
Dijiste "yo soy la reina
Que viene a ocupar tus tierras"
Quiero que el mundo entero
Escuche que te quiero
La letra de quien te adora
Música de bordeadoras

Música de bordeadoras
Buitres




Nunca es demasiado temprano para compartir un libro con los niños. Si aguardamos a que sepan leer para hacerlo, es como si esperáramos a que supieran hablar para hablarles.

Penélope Leach



La literatua y el arte son inquietantes porque no nos permiten conformarnos con lo que ya creemos que sabemos sobre el mundo.

Marcela Carranza



Música, televisión, juegos, películas, moda: hoy devoramos cultura como si fuera caramelos o patatas fritas: en bocados debidamente paquetizados, pensados para masticar de forma fácil, con frecuencia creciente y a máxima velocidad. Estamos en la «cultura snack»: ¡qué bien sabe! (y qué adictiva es).

Revista Wired, marzo de 2007



A veces, en la vida, resulta difícil estar completamente solo.

Brenda Ueland



Lo que no se sabe no hace daño.

Relatos I
John Cheever




No hay nada más que amor
Todo está bien así
El cuco ya se fue
No me me mientas
No me me mientas
¿Cómo puedo hacer para ser mejor?
¿Hay que construir o que asesinar?
¿Cuál es la misión y cuál la micción de mi vida?
No me me mientas

No me mientas
La Tabaré




Quieres que la sociedad te acepte, pero no te aceptas a ti mismo.

X-Men: Primera Generación



Los libros son las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra.

James Russell Lowell



Una espina de experiencia vale más que un bosque de advertencias.

James Russell Lowell



Decimos que queremos ser inmortales
y no sabemos que hacer un día de lluvia

Como pasa el tiempo
El Cuarteto de Nos




Nunca seré viejo. Para mi, ser viejo es tener quince años mas que yo.

Bernard Baruch



La corrupción del alma es más vergonzosa que la del cuerpo.

José María Vargas Vila



No temas ni a la prisión, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo.

Giacomo Leopardi



Los grandes artistas, como Dylan, Picasso y Newton se arriesgaron a fallar. Y si queremos ser grandes, tenemos que arriesgarnos también.

Steve Jobs



Vos preparás una táctica para un día… pero te aparece algo inesperado y a la mierda la táctica.

César Luis Menotti



Llorar se puede hacer solo, pero para reír se necesitan dos.

Ettore Scola



Quien no ha tenido como yo el privilegio de pasar buena parte de su vida en un manicomio tal vez ignore esta gran verdad: que todos los allí encerrados perciben claramente la locura de los demás, pero ninguno la propia.

Eduardo Mendoza



Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas.

George Bernard Shaw



Fuimos lindos bebés
era un tiempo a go-go
nos ladraron el miau miau
y los Beatles ye-ye
nos llenaron de locura la cabeza...

Triki traka y ping pong
enredado el yo-yo
campanitas ding dong
como duele el chas chas
y crecimos con el miedo en la vereda...

Nunca fuimos fi fi
fantaseamos pum pum
respondieron ja ja
nos creció ese chichón
aceptamos la versión de la tristeza...

Y como pasa el viento
y como sopla el tiempo

Pataleando un can-can
ya brindamos chin chin
embocando al tun tun
cual payasos Plin Plin
como pasa...
como sopla...
ya hombrecitos, democracia y desconfiados...

Otra uvita en Fun Fun
y otro polvo en Naná
el tic-tac y el cu-cú
nos volvimos gagá
terminamos siendo unos viejos de mierda
(¡y no queremos ser unos viejos de mierda!)

Así llegamos al atardecer
sobre una murga que no puede más
a los saltitos antes de caer de este tablado.
Ni colombinas, ni ningún Pierrot
van a poder volverme a convencer
que aquel cuplé justificó nuestro pasado
y que ya es hora de entonar la retirada...

Aquel cuplé
La Tabaré







Cuando todo lo demás te falle, cuando carezcas por completo de puntos de referencia, cuando sientas que nada ni nadie te puede ayudar, busca un loco.

La novela luminosa
Mario Levrero




El día estuvo lluvioso, un verdadero asco. No salí a la calle. Puede decirse que fue un día perdido; pero todavía estoy por saber qué es un día ganado.

La novela luminosa
Mario Levrero




Me asombra que este país no esté plagado de escritores. Muchos de mis alumnos escriben mucho mejor que yo, y sin embargo no mantienen una producción constante, no arman libros, no se interesan por publicar, no quieren ser escritores. Se conforman con intercambiar sus vivencias con los compañeros de taller, a través de la lectura de sus textos. Todos trabajan en otras cosas. Nadie quiere pasar hambre o miseria. Probablemente tengan razón. Es una pena que las cosas no puedan ser de otra manera, que aquí no se pueda sobrevivir dignamente como escritor.

La novela luminosa
Mario Levrero




Debe de estar mal adorar a un ser humano como a un dios. Los dioses se enojan.

La novela luminosa
Mario Levrero




El monólogo narcisista está funcionando a otro nivel. No debo abominar de él ni rechazarlo como patología pura, porque ahí hay muchas pistas para encontrar el camino de retorno; y no debo olvidar que donde no hay narcisismo, no hay arte posible, ni artista.

La novela luminosa
Mario Levrero




¿Habrá palomas homosexuales? ¿Cómo se distingue un macho de una hembra? ¿Cómo hacen las palomas para distinguir el sexo de otra paloma? Cuando la ignorancia es tan grande como la mía, no se debería sacar conclusiones de los fenómenos que se observan.

La novela luminosa
Mario Levrero




Ayer, durante una amable charla con mi amigo Felipe (que había venido a traerme su periódico cargamento de libros en préstamo), él señaló en cierto momento que yo era «bastante autista». Estuve de acuerdo sin pensarlo demasiado, pero hoy recordé la expresión y me di cuenta de que siempre había considerado el autismo en términos absolutos; se es o no se es. Eso de «bastante» me pareció un buen hallazgo como diagnóstico. Calculo que soy autista en un setenta u ochenta por ciento. Con el porcentaje restante me las arreglo bastante bien.

La novela luminosa
Mario Levrero




Como todos los viejos, añoro un pasado que creo mejor, y sin embargo no era mejor, sino distinto. Afortunadamente tengo una serie de textos escritos en décadas anteriores que detallan prolijamente el carácter pesadillesco de la ciudad; sólo que ahora la pesadilla es distinta, con elementos cambiados. No era mejor, en absoluto mejor. Simplemente yo tenía más defensas, yo era más fuerte, o sea más joven. Y tal vez lo pesadillesco sea una característica común e inevitable de toda ciudad; la idea misma de ciudad.

La novela luminosa
Mario Levrero




Empecé a considerar seriamente que todo lo que parece ser en Burroughs fantasía producto de la droga, no siempre lo es; y llegué a pensar que ciertos drogadictos, como él y como Philip Dick (y tal vez como yo, salvando las distancias en todo sentido), no deben su obra a la droga, sino que la droga es para ellos el escape imprescindible para poder seguir viviendo con toda esa percepción natural del universo, tan distinta o tan lejana de la percepción que del universo se tiene comúnmente. Es muy difícil vivir con esas percepciones, intelecciones y/o intuiciones a cuestas. De ahí la necesidad de droga, y no a la inversa.

La novela luminosa
Mario Levrero




Me doy cuenta de que todo esto está mal relatado, y pido disculpas por enredar al presunto lector en estos intentos de ordenarme la mente mediante la escritura.

La novela luminosa
Mario Levrero




Es justamente esa odiosa parte mía la que me ha venido gobernando desde hace demasiado tiempo, y es hora de dar un golpe de Estado en mi estructura psíquica y poner al mando a un ser razonable. Ese niño caprichoso, ese reptil primitivo, esa masa doliente y sufriente tiene que borrarse, que hundirse, que soltar definitivamente el poder que maneja mis conductas.

La novela luminosa
Mario Levrero




Escribo pues como escribí en un tiempo, es decir, sin pensar que pudiera haber lectores y menos un crítico para juzgar el resultado de mis juegos, y sobre todo sin el peso determinante de una trayectoria previa, ese «estilo» que quieren ver los demás, que tal vez exista –pero que prefiero ignorar, para lanzarme de nuevo a la aventura en lo desconocido.

La novela luminosa
Mario Levrero




Explico a los jóvenes: no hay nada bueno en el alcohol, en el cigarrillo, en las prostitutas, en la pornografía ni en las drogas. Son todas cosas que destruyen el cuerpo y la mente. No hay que pensar ni por un instante en que puedan servir como instrumentos de liberación: por el contrario, crean dependencia, alienan, destruyen y finalmente matan.

La novela luminosa
Mario Levrero




Por si no quedó claro, vuelvo a explicar a los jóvenes: no hay nada bueno en la televisión, en los diarios, en el dinero, en la política, en la religión, en el trabajo. Son todas cosas que destruyen el cuerpo y la mente. No hay que pensar ni por un instante en que puedan servir como instrumentos de liberación: por el contrario, crean dependencia, alienan, destruyen y finalmente matan.

La novela luminosa
Mario Levrero




¿Sabe el lector por qué todavía hay en el mundo obreros y empleados? Porque son, al mismo tiempo, consumidores. ¿Sabe qué pasaría si estos obreros y empleados dejaran de consumir?

La novela luminosa
Mario Levrero




De cualquier manera, obreros y empleados, condenados estáis; en el mejor de los casos, a una extinción lenta y progresiva; y en el mejor del mejor de los casos, en tránsito hacia un nivel superior de educación y de vida. (Mientras tanto, ¡por favor!, no dejéis de consumir; pues, para producir, ya realmente no os necesitan).

La novela luminosa
Mario Levrero




Relato estas cosas para explicar el vacío de una figura paterna en mi infancia, y las dificultades que he tenido durante mi vida para poder disciplinarme mínimamente, porque nunca pude identificarme con una figura que tuviera verdadera autoridad. La autoridad era ejercida por mi madre, pero como no era una autoridad verdadera, siempre la ejercía en esa forma ambigua con que lo hacen las mujeres, ambigua y arbitraria, y de modo exagerado, sobreactuado, histérico -cuando sólo se hubiera necesitado un poco de amor y un poco de inteligencia. Se ve que este autoritarismo me quedó incorporado, por la forma en que me trato a mí mismo cuando quiero actuar disciplinadamente; según me han hecho ver algunos amigos, llego a ser para mí mismo una especie de sargento fascista. Por supuesto, con magros resultados, como suele sucederle a cualquier autoridad ilegítima.

La novela luminosa
Mario Levrero




Mi consejo a todos aquellos que quieran encontrarse a sí mismos es que sigan justamente donde están. Si no, existe un gran peligro de que se pierdan para siempre.

La novela luminosa
Mario Levrero






Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice.

Sigmund Freud

No hay comentarios:

Publicar un comentario