martes, 5 de junio de 2018

CUENTISTA

CUENTISTA
(08/11/2010)


La historia no era muy buena por lo que tuve que agregarle algunos condimentos.
Agregué putas.
Agregué tugurios.
Agregué alcohol, drogas, excesos, luchas de poder, amistades y traiciones, dinero, mucho dinero, ansias de matar, incestos y padecimientos.
El núcleo central de la historia era una abuelita cruzando la calle por la senda peatonal, pero con los adornos quedó espectacular, un lujito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario