jueves, 5 de mayo de 2011

-Necesito que me hagas tres favores.
-Si, si, te escucho.
-Mirá, primero matáte, después resucitá, y después volvé a matarte. Gracias. No, no. No me lo agradezcas. Yo soy quien debo estar agradecido. Gracias a tiiiii.

No hay comentarios:

Publicar un comentario